Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 40 el Jue Oct 27, 2016 3:37 pm.
Últimos temas
» Me abro al cierre //Foro HP// - A. Normal
Jue Ago 29, 2013 5:33 pm por Invitado

» OPPUGNO THE LIGHTS -- Confirmación
Lun Ago 19, 2013 12:42 pm por Invitado

» La Nueva Era {Foro recién abierto} || Afiliación Élite.
Sáb Ago 17, 2013 2:26 pm por Invitado

» Jung Sang Art School {Élite}
Sáb Ago 17, 2013 5:45 am por Invitado

» Universidad Brown~Confirmación
Vie Ago 16, 2013 3:47 pm por Invitado

» Registro de Grupo y Rango
Jue Ago 15, 2013 8:20 pm por Hase Eriksson

» Registro de Identidad
Jue Ago 15, 2013 8:17 pm por Hase Eriksson

» Registro de PB
Jue Ago 15, 2013 8:16 pm por Hase Eriksson

» Hase A. Eriksson
Jue Ago 15, 2013 6:35 pm por M. Emilia Fuenmayor

Staff


Afiliados Skyfall
The New York City Voldemort Returns OPPUGNO THE LIGHTS the game is on the game is on
Copyright
Este skin ha sido codificado y maquetado por Psicotic © exclusivamente para Our Source Code. Todos los derechos reservados. Queda prohibida cualquier copia sin el debido permiso de su autora. Di no al plagio.

Benjamin P. Wade

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Benjamin P. Wade

Mensaje por Benjamin P. Wade el Dom Ago 11, 2013 2:42 pm



El mundo está para disfrutarlo...


Benjamin Phoenix Wade


pb: Ryan Gosling

edad: 30 Años
grupo: Seguridad
rango: Detevtive de Policia
nacionalidad: Americano
o. sexual: Heterosexual
gustos:
- El Whisky
- Los gatos
- El tabaco
- Las mujeres
- Los vicios
- La buena vida.
disgusto:
- Los hipócritas
- Las personas estiradas
- Las joyas
- Los lujos en general.



físico
De metro noventa y complexión fuerte, musculoso y atractivo lo mires por donde lo mires. Tiene el cuerpo de un atleta o de un actor de cine muy deseable. Manos grandes y quizás algo toscas, espalda ancha y abdominales bien definidos en su estómago. Mentón cuadrado lo que le da un aire muy varonil con algo de barbar en los días que no le apetece afeitarse. Labios finos con una sonrisa perfecta, condenadamente perfecta. Los ojos claros como reflejos del mismísimo cielo, penetrantes y siempre con el brillo de la emoción pero a la vez vacíos. El pelo rubio y corto pero sedoso al tacto, casi siempre lo lleva alborotado y, la mayoría de las veces, lo hace el mismo. No tiene mucho cuidado con su vestuario, prefiriendo prendas cómodas como camisetas, polos y sudaderas a ir de traje. Jamás ha llevado una corbata y, sinceramente, no piensa llevarla.



psicológico
Benjamin es un hombre que puede describirse con una sola palabra. Vicio. Así es, a pesar de su labor policial le pueden los vicios y las tentaciones, es incapaz de decir que no y, a menudo, eso le mete en muchos líos diferentes. Amante del alcohol, las carreras, las apuestas, las mujeres, el tabaco y todo aquello que pueda causar algún tipo de adicción. Desde luego es de todo menos un caballero. Más bien es un hombre fuerte donde los haya, duro y con un carácter férreo. Difícil de domeñar y difícil de hacer caer con un simple juego psicológico. Aunque Benjamin cuenta con una gran desventaja y a la vez una gran ventaja, un pequeño resquicio en su férrea personalidad, algo que lo haría caer con la gracilidad de una hoja en el otoño. Un hombre tan humano como humilde es lo que esconde, gobernado por el corazón y la razón a partes iguales, pero sobre todo por el primero. El corazón debe dictar y la razón procurar que todo salga como debe salir. Es un rasgo curioso en un hombre teniendo en cuenta que lo único que está a la orden del día es la avaricia y la codicia por todo aquello que no nos pertenece. Esto también lo convierte en un hombre impulsivo, que simplemente se deja guiar por sentimientos y primeros pensamientos sin atender a razones.

Honesto hasta la saciedad. Decir una mentira no está entre su repertorio de palabras, jamás lo hará a menos que no tenga otro remedio en cuyo caso so lo haría para evitar el daño. Los buenos sentimientos son aquello que mueven a este hombre. Nada de conspiraciones y traiciones, nada de muertes y mentiras. Eso esta erradicado de su vocabulario y además es algo que odia profundamente. Orgulloso de ello Benjamin siempre va de frente, nada de palabras escondidas o entre líneas, fácilmente podrás saber sus intenciones en cuanto te las comunique y por supuesto no encontrarás trampas, ni amenazas veladas. Si Benjamin debe amenazarte créeme cuando te digo que lo sabrás de sobra, es más probablemente se hará realidad. Es un hombre de puños, suele pasar bastante del diálogo y, demasiado a menudo, es el que suelta el primer gancho. Inteligente, audaz y astuto Benjamin es como la fiel hormiguita que va recogiendo pistas hasta que todo encaje a la perfección y entonces la verdad solo tendría una cara.

Humilde y leal no encontrarás un aliado mejor que él. Sentimental y compasivo no matará sin razones, antes prefiere disparar a un brazo o una pierna que al pecho. Protector y cariñoso con los suyos, aunque dado el tiempo que pasa trabajando no hay “suyos” de verdad. Un hombre carismático donde los haya, con una sonrisa siempre latente entre sus labios y algún comentario algo chistoso y siempre gracioso. De carácter juguetón y socarrón tiene el don de la oportunidad para dejar caer uno de sus comentarios que siempre consiguen hacer reír a los que están a su alrededor, aunque no siempre sientan bien. Benjamin no tiene sentido de la mesura y suele hablar demasiado claro para estos tiempos, además su vocabulario está plagado de tacos y palabras mal sonantes. Es un buen chico pero tosco y algo bruto.



historia
La historia de Ben comienza en un pequeño pueblo cerca de Chicago junto a unos padres y un par de hermanos. No eran una familia precisamente cariñosa, aunque sí lo parecían. Más bien eran una familia bastante disfuncional con un padre que maltrataba a su mujer y una madre que le daba a la bebida y a las drogas en cuanto se descuidaban de ella, no eran precisamente el modelo a seguir idóneo para tres chicos, de los cuales, Ben era el menor. Hermanos que pasaban más tiempo rivalizando que tratando de ayudarse. En una familia así o comes o eras comido y, Ben, aprendió pronto a superar a sus hermanos. Si bien no era el más fuerte, sí el más listo. Se crío entre mentiras y esquivando los golpes del cinturón de su padre, así como los golpes que podrían volar de parte de sus hermanos. Fue a la escuela pública y, allí, no fue precisamente un alumno modelo. Se metía en lío cada dos por tres y no era novedad que volviera a casa sangrando porque había tenido una pelea. Probablemente Ben estaba destinado a ser algún tipo de delincuente pero un hombre marcó una diferencia en su vida. Un nuevo sheriff del pueblo, alguien que, a pesar de que tenía razones de sobra para arrestarlo por bandalismo, le dio la oportunidad de mejorar.

Ben, siguiendo a Roger, decidió que sería policía algún día, que se iría de casa y no volvería a mirar atrás. Así lo hizo, a los 18 años y con ayuda de su buen amigo Roger entró en la academia de policía de Chicago. De despidió de su horrible familia y jamás volvió. Se licenció con bastante éxito en la academia y comenzó a trabajar como policía, ciertamente aquella vida le llenaba. Café, delincuentes, alguna pelea justificada de vez en cuando ¿Qué más se podía pedir? Poco a poco fue escalando posiciones dentro del cuerpo, dejó de poner multas y le dieron una mesa en el departamentos de detectives de la ciudad. Homicidios nada más y nada menos, un puesto interesante para una ciudad llena de ese tipo de crímenes. Vive solo y apenas tiene vida social, más allá de alguna que otra prostituta, pasa más tiempo en la oficina que en su casa y, la verdad, es que su casa parece una extensión de su propia oficina. Así es la vida de Benjamin, un completo caos en el que trata de impartir justicia.


thanks, cane (:


avatar
Benjamin P. Wade

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 11/08/2013

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.